Los pibes de Unión recibieron el bautismo de fuego en La Feliz

Unión afronta en Mar del Plata la parte más exigente de la pretemporada, donde más allá que la meta del cuerpo técnico sea la de acondicionar físicamente a los jugadores, la idea de Leonardo Madelón es también la de intentar aceitar el funcionamiento.

Es que en la primera parte de la temporada los jugadores que llegaron en el último mercado de pases no pudieron acoplarse de la mejor manera al equipo, que terminó lejos de la zona de clasificación a las copas, que es el gran objetivo trazado en el inicio de la 2019/2020.

Por eso el DT espera impacientemente la llegada de los refuerzos que lleguen para darle un salto de calidad al plantel, y que puedan acoplarse de la mejor manera, y rápidamente, al andamiaje futbolístico que intenta pregonar desde hace dos años y medios en su tercera etapa en el club.

Mientras espera las caras nuevas, la novedad en Mar del Plata pasa por los juveniles que el Francés promovió a Primera División y que fueron llevados para realizar sus primeros trabajos de pretemporada.

 

En el primer día en la ciudad balneraria fueron sometidos al tradicional rito por el cual los jugadores más grandes le cortan el pelo de diferentes maneras para que se puedan distinguir del resto.

Uno por uno

Francisco Gerometta: El lateral derecho viene con mucha participación en Reserva y se trata de un jugador que es muy fuerte en la marca y que tiene una muy interesante proyección.

-Lucio Berrón: Es un mediocampista que tiene la participaridad de tener entre ceja y ceja el arco rival, mientras que tiene la capacidad de darle un buen trato al balón y llegar a posición de gol.

-Máximo Ceratto: Se trata de un volante central de características defensivas, con mucha presencia física, juego aéreo y que cuenta con una salida muy prolija.

-Kevin Zenón: Es una clase de jugador que no abundan en el plantel, ya que es un zurdo que se mueve por afuera. Se puede desempeñar como enlace y tiene un gran panorama ofensivo.

-Juan Nardoni: Se trata de un volante central que deslumbró a Leo Madelón en la pretemporada anterior y que incluso se dio el lujo de integrar el banco de relevos y debutó frente a San Lorenzo.

-Brian Sobrero: Es un mediocampista polifuncional, aunque se trata de un juagdor ofensivo, que es muy pensante y se acopla perfectamente al andamiaje de ataque.

Lisandro Tablada: Se trata de un centrodelantero, al estilo de Nicolás Mazzola, que tiene un gran juego aéreo y un gran olfato de gol.

-Alfredo Pusseto: Se trata de un delantero que se puede mover por todo el frente de ataque y puede ser un gran complemento para un centrodelantero como Walter Bou y Nicolás Mazzola.

Fuente: Diez en Deportes

 

 

Relacionadas