Tal como era de esperarse, la danza de nombres como posibles reemplazantes de Pablo Lavallén en Colón comenzó a generar revuelo. Si bien es cierto que el técnico tiene contrato hasta junio de 2020, parece cantado que su ciclo finalizará en este 2019. La irregularidad fue algo que le jugó siempre en contra y muchos se atreven a decir que la campaña en la Copa Sudamericana lo mantuvo en el cargo, pero una vez consumada la derrota en Asunción, todo se maximizó.

Tal como era de esperarse, la danza de nombres como posibles reemplazantes de Pablo Lavallén en Colón comenzó a generar revuelo. Si bien es cierto que el técnico tiene contrato hasta junio de 2020, parece cantado que su ciclo finalizará en este 2019. La irregularidad fue algo que le jugó siempre en contra y muchos se atreven a decir que la campaña en la Copa Sudamericana lo mantuvo en el cargo, pero una vez consumada la derrota en Asunción, todo se maximizó.

Desde que tomó las riendas, no pudo sumar ni un punto como visitante, factor que pone en jaque el promedio en cada jornada. Por suerte dentro de todo en el Brigadier López cosechó algunas unidades vitales, pero la realidad es que si no se le agregan resultados en la ruta, la permanencia sería una exigente lucha en 2020.

Por tal motivo, el equipo Diez en Deportes accedió a la información que se habían mantenido charlas con algunos técnicos. Uno de ellos es Sebastián Beccacece, quien se encuentra sin trabajo tras irse de Independiente. Salió subcampeón con Defensa y Justicia y eso le valió para dar el salto a uno de los grandes de Argentina, sin embargo, nunca pudo convencer a la gente y la sumatoria no lo ayudó demasiado para seguir.

Hubo sondeos y se transformó en una de las chances más firmes. Pero hay otro nombres que siempre fue del gusto del titular rojinegro: Ricardo Zielinski. Actualmente viene viento en popa al comando de Atlético Tucumán y por eso ya pinta para ser una tratativa compleja. En varias oportunidades se lo buscó, pero nunca se pudo afinar el lápiz desde lo económico. Ahora la historia sería más compleja todavía, pero la realidad es que Vignatti está dispuesto a hacer un esfuerzo para evitar las últimas malas decisiones.

Después, hay rumores de técnicos que serían más de fantasía que realidad, como Gustavo Alfaro y Gabriel Heinze. Hoy los mencionados anteriormente pican en punta para sustituir a Lavallén si es que finalmente se va. Por eso acá el tiempo es el que terminá determinando quién finalmente estará al comando de Colón el año que viene.

Fuente: Diez en Deportes

 

Relacionadas