Para Unión llegó el desafío de confirmar una idea

La victoria frente a Colón, en el Clásico Santafesino del pasado domingo 6 de septiembre, llegó en el momento justo para Unión, que luego de un inicio esperanzador de Superliga cayó en un pozo futbolístico que incluyó cuatro derrotas en serie y un empate, y que terminó con el empate ante Central, y que se extendió la recuperación con las victorias ante Aldosivi y el Sabalero.

Pero ahora llegó el momento de afrontar un nuevo desafío, que será visitar el próximo domingo, a partir de las 13.15, al Gimnasia de Diego Armando Maradona, en el estadio Juan Carmelo Zerrillo, en el marco de la fecha 10 de la Superliga.

la principal misión que tiene Leonardo Madelón es la de terminar de darle forma a su equipo luego de haber encontrado una formación ideal, acontecimiento que estuvo acompañado por la llegada de los resultados positivos que lo metieron nuevamente al equipo en carrera para ingresar a las copas internacionales de 2019.

Está claro que hasta aquí el principal inconveniente para el DT había radicado en la imposibilidad de contar con todos los jugadores a disposición, ya que Damián Martínez, Nelson Acevedo, Javier Méndez, Juan Ignacio Cavallaro, Nicolás Mazzola y Gabriel Carabajal sufrieron diversas lesiones por lo cual estuvieron algunos partidos fuera de las canchas.

En tanto que también se sumaron las suspensiones de Martínez y Jonathan Bottinelli, que también fueron un gran dolor de cabeza para el entrenador, más allá que Brian Blasi rindió cada vez que se lo requirió, y Claudio Corvalán se acopló de gran manera a Yeimar Gómez Andrade en la zaga central.

Pero tras haber encontrado la formación ideal, ahora el Francés intentará terminar de darle forma desde lo futbolístico al equipo. En el Clásico se vio una gran solvencia defensiva, que arrancó con un seguro Sebastián Moyano y una defensa que sale de memoria en relación a las temporadas anteriores, debido a que solo Corvalán (que ya formaba parte del plantel) se hizo dueño del lateral izquierdo en lugar de Bruno Pittón.

El sector que más se resintió fue el mediocampo, pero Nelson Acevedo apareció justo a tiempo para rendir como nunca antes en el campeonato ante Colón, y con los aportes de Ezequiel Bonifacio y Jalil Elías, más el fútbol que le aporta Gabriel Carabajal el sector se va recomponiendo de a poco.

Además, hay que tener en cuenta que ya está recuperado Juan Ignacio Cavallaro, que lo convierte en una pieza de recambio importante y habrá que ver si a base de rendimientos el entrenador debe o no hacerle un lugar entre los 11, ya que volvió al club para ser titular.

Mientras que en la delantera Nicolás Mazzola y Walter Bou vienen de cerrar una gran tarea en el Clásico Santafesino, sobre todo en el segundo tiempo, donde mostraron sacrificio, coordinación y entendimiento, más allá que le falta rodaje para convertirse en una dupla temible como en su momento la conformaron Lucas Gamba y Franco Soldano.

Ahora se viene en el camino Gimnasia, donde si el objetivo es meterse de lleno en la pelea por ingresar a las copas, debe tirarle la chapa a un irregular equipo que de la mano de Maradona busca el milagro de la permanencia.

Fuente: Diez en Deportes

Relacionadas