Vignatti lo hizo una vez más: el “Pulga” Rodríguez es de Colón

El mismo presidente sabalero, Luis Miguel Rodríguez y el gerente de finanzas de Gimnasia sellaron el acuerdo. “Colón pagó la cláusula de salida en lugar del jugador”, dicen en la CD del Lobo. Igual, hubo descuento “a lo José”.

“Todo lo que el Gringo se propone, lo logra. En realidad, cuando se le pone una idea fija en la cabeza. No para hasta poder conseguirlo”. La frase pertenece a uno de sus históricos laderos desde años en el Mundo Colón. El “Gringo”, no hace falta explicarlo, es José Néstor Vignatti y esa idea fija se llama Luis Miguel Rodríguez. Si bien pintaba para culebrón (todas las del de Simoca lo son) de verano, los capítulos finales de aceleraron todos juntos. Desde este lunes y hasta diciembre de 2023, el “Pulga” otra vez será PR 10 con la sangre y luto.

Si bien estaba todo acordado, faltaba el gancho final. El propio presidente sabalero se hizo presente en la sede de Gimnasia (calle 4) en la ciudad de La Plata, acompañado por el cada vez más influyente empresario Gustavo Ingaramo, alguien que desde el silencio fue ganando espacio y consideración desde el cariño del pope máximo José Néstor.

Con varios directivos renunciados, algunos empleados con COVID y Gabriel Pellegrino volviendo desde Miami (?), fue Guillermo Marín quien puso el “gancho” por el lado del un club donde empiezan a darse fuertes cuestionamientos de hinchas y socios por el “desbande” de jugadores sin llegadas de refuerzos de jerarquía.

Ante el insulto generalizado de las redes sociales, desde La Plata y adentro del corazón de la CD de Gimnasia, sólo dijeron dos frases “autorizadas a publicar”:

1) “Los jugadores juegan siempre donde ellos quieren”

2) “Colón pagó la cláusula de salida del jugador y no vamos a hablar de cifras”

En concreto, lo que se dice en el bosque platense es que la ventana de salida de “Pulga” era de 500.000 dólares y el presidente José Vignatti, campeón del mundo FIFA en conseguir descuentos, lo sacó por menos dinero (400.000 aproximadamente).

El vínculo que buscaba Vignatti quedó sellado en calle 4 y se dio el abrazo del año con el “Pulga”: Julio César Falcioni tiene el primero de los refuerzos de calidad.

Su contrato con Colón, tal como le encanta a Robert San Juan, será “largo” y a dos años, hasta el mes de diciembre de 2023. A los pocos días de esa fecha, el extraordinario futbolista tucumano cumplirá 39 “pirulos”.

Una vez más, Vignatti lo hizo. Se salió con la suya. Hizo números: prima, resignación de deuda, impuestos, contrato dividido en 24 meses y esas cosas que sólo conoce José. Una vez más, Colón arrancará siendo “Pulga y 10 más”.

 

Fuente: El Litoral

 

Relacionadas