El Colón campeón perdió goles, solidez y efectividad

En las primeras siete fechas del torneo pasado, Colón sumaba 19 puntos con 15 goles a favor y dos en contra. Y ahora suma 13 con siete a favor y nueve en contra.

Los números son elocuentes y no admiten ningún tipo de dudas. Si bien es cierto que es muy difícil manter el nivel sobresaliente que mostró Colón en el torneo pasado, la realidad indica que el campeón del fútbol argentino perdió contundencia y en paralelo eficacia.

Si se compara el arranque del torneo pasado con el actual, se pueden apreciar enormes diferencias. La primera de ellas en los resultados. En las primeras siete fechas del semestre pasado, el Rojinegro sumaba 19 puntos sobre 21 en juego, producto de seis victorias y un empate, con 15 goles a favor y apenas dos en contra. Con una eficacia del 90%.

Por su parte, en estas siete fechas que se llevan jugadas, Colón cosechó 13 puntos sobre 21 en disputa, producto de cuatro triunfos, un empate y dos derrotas. Pero con apenas siete goles a favor y nueve en contra, con una diferencia de -2 y una eficacia del 61%.

Y existen varias cuestiones para analizar y entender los motivos por los cuales el Sabalero ya no resulta tan implacable en cuanto a las estadísticas. Habrá que decir que en la actualidad, el equipo viene realizando una campaña aceptable, peleando arriba, pero que está lejos en relación al arranque demoledor del torneo anterior.

El primer motivo tiene que ver con la dificultad que debe sobrellevar cualquier equipo de mantener el nivel de un torneo a otro, en un fútbol tan parejo. No es nada sencillo jugar como lo hizo Colón en las primeras siete fechas del certamen en el que se coronó campeón.

Otra cuestión a tener en cuenta es la ausencia de su goleador y figura como Luis Miguel Rodríguez. Con la ida del Pulga, el elenco rojinegro perdió contundencia, no solo por los ocho goles que anotó el delantero, en la campaña que terminó con la obtención del título, sino también por las seis asistencias que generó.

De los 15 goles que Colón había marcado en las primera siete fechas, cinco los había anotado el Pulga, tres Alexis Castro (bajó muchísimo su nivel), dos Tomás Sandoval (no es tenido en cuenta por el DT), dos Nicolás Leguizamón (suplente) y los tres restantes, Wilson Morelo, Santiago Pierotti y Rafael Delgado, todos ellos ante Platense.

Pero de los 15 goles, siete de ellos (casi la mitad) lo anotaron dos jugadores que Eduardo Domínguez ya no tiene. En el caso del Pulga porque se fue a Gimnasia y Sandoval porque no lo tiene en cuenta. Mientras que Leguizamón apenas sumó 74′ en estas siete fechas.

Y los que juegan ahora no se caracterizan por ser goleadores. El DT viene apostando por un esquema con cinco volantes, incluyendo a Cristian Ferreira que convirtió un solo gol con la camiseta rojinegra y lo tiene a Lucas Beltrán como alternativa, siendo que apenas tiene un gol en Primera División que se lo marcó a Colón jugando en River.

Mauro Formica que también ingresa en casi todos los partidos no se caracteriza por convertir y encima Morelo debió sufrir una lesión que lo marginó dos partidos y volvió a sumar algunos minutos ante Aldosivi. Así las cosas, el equipo sufre la falta de variantes en ataque.

Pero además perdió solidez en defensa, le convirtieron nueve goles, pero siete de ellos en dos partidos. En apenas siete fechas, Colón ya sufrió dos goleadas. Siendo que en el torneo pasado, al equipo le marcaron nueve goles, pero en 12 fechas. Y en las primeras siete, tan solo dos.

Recordando que en el torneo anterior, el equipo jugaba con una línea de tres marcadores centrales y dos laterales, en cambio ahora juega con línea de cuatro. Otro aspecto a tener en cuenta como para comprender las dificultades que viene atravesando en el bloque defensivo.

Fuennte: Diario UNO

 

Relacionadas