A Unión le sobran delanteros, pero le faltan goles

El plantel de Unión cuenta con nueve delanteros, sin embargo el equipo en seis partidos marcó seis goles, pero cuatro de ellos en un solo cotejo (San Lorenzo).

El plantel de Unión cuenta con nueve delanteros, lo que claramente evidencia sobreabundancia en el bloque ofensivo. Pero esa cantidad, no está emparentada con la calidad y en eso los números son contundentes. El equipo marcó seis goles en seis partidos, pero cuatro de ellos los anotó en un mismo encuentro (San Lorenzo).

En otros dos marcó uno (Boca y Lanús) y en los tres restantes no anotó (River, Banfield y Huracán). Pero lo que llama la atención es la cantidad de jugadores en ofensiva, más allá de que ninguno se haya ganado la titularidad. Nadie de los nueve delanteros asoma como indiscutido, de hecho todos fueron titulares y luego salieron.

Los futbolistas con los que cuenta Juan Manuel Azconzábal para conformar el bloque de ataque son: Fernando Márquez, Juan Manuel García, Nicolás Cordero, Daniel Juárez, Gastón González, Cristian Insaurralde, Nicolás Andereggen, Nicolás Blandi y Mauro Luna Diale. En el caso de estos últimos dos, aún no están a disposición del DT.

Indudablemente que es un dato significativo contar con tantos delanteros en un plantel. Luego se puede discutir la jerarquía de cada uno de ellos. Pero la realidad marca que el Vasco tiene a mano un abanico de posibilidades como para darle rodaje a una sociedad de ataque.

Está claro que por el momento no lo logró ya que permanentemente va modificando el bloque ofensivo. Y eso tiene que ver con la inconformidad del entrenador, salvo en el encuentro ante San Lorenzo, en los demás a Unión le costó y mucho generar opciones de gol.

Así las cosas, la cantidad no asegura calidad y eso lo tiene bien en claro el cuerpo técnico. Variantes no le faltan, más allá de que aún no pudo contar con Luna Diale y Blandi que pueden ser dos futbolistas importantes. Pero que vienen de una prolongada inactividad y que les va a costar retomar el ritmo de juego.

En lo inmediato, el entrenador tendrá el desafío de mejorar el ataque. De poder dar en la tecla con la elección de los jugadores y darles continuidad. Al menos lo hizo luego del partido ante San Lorenzo, pero ahora luego de la pobre actuación frente a Huracán habrá que ver si no vuelve a meter mano en el ataque.

Y otro dato que refuerza esta hipótesis es que de los seis goles, solo tres fueron anotados por delanteros (dos del Cuqui Márquez y el restante de Insaurralde). Mientras que los otros los convirtió un defensor (Lucas Esquivel) y dos fueron en contra (Gattoni y Acosta).

La conclusión podría ser que a Unión le sobran delanteros pero le faltan goles. Y es allí donde el entrenador tendrá que actuar para mejorar el funcionamiento ofensivo. Es cierto que depende de los jugadores, pero también el Vasco tendrá que hacer lo suyo, para revertir la sentencia y que Unión tenga abundancia de delanteros y de goles.

 

Fuente: Diario UNO

Relacionadas